<>

Entrevista con…

Juanjo Martínez, nuevo Cabo de Hacheros

Entrevista con Juan José Martínez Rodríguez

Nuevo Cabo de Hacheros


 

¿Cuéntenos como vivió su elección como cabo de hacheros y por que dio el paso de presentarse?

Mi elección como cabo la viví con una enorme emoción. Por primera vez en la historia de la Escuadra había candidatos en la elección de Cabo, y estábamos cuatro hacheros con ganas de acceder al puesto. Como era lógico pensar, hubo dos votaciones.

Tras la primera, los dos más votados pasamos a la segunda. Como Cabo suplente que era, estaba en la mesa contando los votos que el Hachero Notario iba cantando. Cuando ya vi que había ganado la elección, me salió un gesto de emoción y alegría que no pude reprimir. Ser Cabo de la Escuadra para mi era una enorme ilusión y un gran honor.

Con respecto a lo de presentarme tengo que decir que yo no me presenté, me presentaron. Aclaro este punto. La Escuadra decidió el año pasado que hubiera candidatos a Cabo, y que estos se podían presentar personalmente o ser presentados por otros Hacheros, con el consentimiento del candidato. Y este fue mi caso. Un grupo de amigos de la Escuadra, que ya cuatro años antes también me lo habían planteado, y por eso era el Cabo suplente, me propusieron presentarme. Y lo mismo que cuatro años antes les dije que sí. Para mi no es uno el que se tiene que presentar para ser Cabo, sino que la Escuadra es la que te tiene que elegir. Y esta es la manera que más se aproxima a ese concepto.

 

¿Cuántos años lleva en la escuadra?

Me apunté en la escuadra en el año 1976, entrando en el número 21 de la lista de aspirantes de aquel año. Desfilé por primera vez el año 1979, año que pase de aspirante a suplente, y que coincidió con la finalización de mi carrera de medicina. Y guardo un recuerdo muy bonito de aquel momento porque mi ama una mañana en casa me dijo, “hijo estarás orgulloso no?, terminar la carrera y desfilar de hachero el mismo año”. Pasé a ser titular el año 1994, con motivo de la ampliación de la Escuadra en una fila más. En el año 2013 me nombraron Cabo Suplente.

 

Cuando no ha desfilado como hachero, ¿dónde lo ha hecho?

Siempre en la Compañía Real Unión. Desde los 15 años empecé desfilando en ella y siempre que me toca rotar en la Escuadra, desfilo en Real Unión.

 

¿Cómo se organiza la escuadra el 30 de junio? ¿A qué hora quedan en la cuesta San Marcial?

Los componentes de la Escuadra que van a desfilar cada año se designan el día de la Asamblea General. Pero desde ese día hasta el 30 por la mañana, casi siempre hay bajas y hay que ir recomponiéndola. Por si el mismo día de San Marcial a última hora hay alguna baja, la Escuadra tiene 4 hacheros preparados para suplir esas posibles eventualidades de última hora. Pero de todo eso se encarga el Hachero Notario, actualmente Txarli Errazquin, que lo hace estupendamente.

El día 30 todos los componentes de la Escuadra tienen que haber pasado revista con el Hachero Notario antes de las 7:10h, es decir media hora antes de la arrancada. Si para esa hora no ha llegado alguno de los componentes de la Escuadra de ese día, su plaza se cubre con una de esos cuatro Hacheros preparados, que he comentado antes.

 

¿Cual es “su momento” en el Alarde?

Para mi el “momento” en el Alarde, como creo que para todos los Hacheros, y mucha de la población de Irun, es la Arrancada.

 

¿Que Alardes recuerdas especialmente?

Son varios los Alardes que recuerdo especialmente. El primero que desfilé en el Real Unión con 15 años. El primer año que desfile de Hachero como comentaba antes. El que acompañé a mi cuñada Belen Seisdedos que fue cantinera de Artillería, fue una gozada desfilar a caballo y ver otra perspectiva del Alarde. Pero sin duda el más especial fue el de 2013. Ese año Junkal, mi hija mayor, fue elegida cantinera del Real Unión, y desfile con ella. Además, al finalizar el Alarde, la Escuadra nos acompaño hasta casa y fue el mejor colofón que podía tener el día. Aunque no es Alarde de San Marcial, también tengo un recuerdo especial del Alarde de Hondarribia del año pasado, donde fui de sargento acompañando a Sara Escalante, cantinera de Mendelu e hija de mi querido amigo Quique.

 

¿Cuándo te levantas el día de San Marcial? ¿Asistes a las dianas?

Me levanto a las 5,15 para asistir en San Juan a las dianas de la Banda y de la Tamborrada.

 

¿Desde que año la Escuadra acompaña a una compañía, después de finalizado el Alarde?

En la asamblea a general del ano 1985, que fue donde por absoluta mayoría se decidió iniciar un sistema de rotación del 20 % de los Hacheros Titulares, pudieron desfilar, por primera vez, ocho nuevos Hacheros suplentes que solicitaron al cabo que una vez terminara el alarde en la plaza de San Juan alargaran su desfile acompañando a la compañía San Miguel (1ª compañía del pueblo) hasta su barrio, al igual que lo hace la Tamborrada por la mañana que lo hace desde el barrio hasta la plaza Urdanibia,  antes del inicio del Alarde. Desde entonces la Escuadra acompaña a las diversas compañías que lo solicitan siendo preferentes las que su cantinera sea familiar directo de algún componente de la Escuadra.

 

¿Cuando termine tu mandato de cabo  de la Escuadra, seguirás como titular en la misma?

Pues la verdad es que todavía no tengo pensado nada para acabe mi mandato. Ahora estoy más centrado en disfrutar de estos cuatro años que la Escuadra me ha concedido como Cabo.

 

Como los Hacheros no “ensayan” ¿Te sueles entrenar algunos días antes del Alarde?

Este año por supuesto que estoy ensayando, mejor dicho no ensayando, sino aprendiendo bien todos los momentos del Alarde y lo que el Cabo de de Hacheros tiene que hacer en cada uno de ellos, la Arrancada, la entrada en la plaza San Juan, la recogida de la bandera, los cambios de música, etc. Estoy estudiándome bien todo lo que tengo que hacer en cada momento. Que la Escuadra me haya elegido su Cabo para mi, además de un honor, es una responsabilidad importante y quiero devolverle esa confianza haciendo un buen Alarde, y por eso estoy estudiando y analizando todos los puntos del mismo, y seguiré así hasta el mismo día de San Marcial.